Wayra Next Trend

  • en
  • es
  • Entrevista a Claudia de la Riva, Ceo de Nannyfy

    A los seis años ya hacía negocios revendiendo pulseras. Desde entonces, esta barcelonesa licenciada en psicología, ha ayudado a startups de éxito a buscar talento tecnológico y a madres y padres faltos de tiempo a encontrar niñeras de confianza.

    P. ¿Qué es para ti Nannyfy? 

    Ilusión. Yo soy emprendedora genética, rindo mucho más trabajando para mí. Cuando fui madre me di cuenta de que necesitaba a alguien que me ayudase con mi hija, y que mis amigas y otra gente cercana estaba en la misma situación.  

    ¿Ahí te lanzaste? 

    Sí, y siempre lo enfoqué como un servicio especializado en el cuidado de los hijos, sin entrar en las tareas domésticas. Y en el que la gente pagara cuando realmente lo fuera a utilizar.  

    ¿Cuántos hijos (o hijas) tienes? 

    Una niña de cuatro años y otra de dos meses. 

    Soy de Barcelona y he veraneado toda mi vida en la Costa Brava. Mis padres me cuentan que con 5 o 6 años iba allí a una tienda de bisutería al lado de mi casa, les compraba pulseras a 2 o 3 €, me sentaba justo al lado y las vendía a 7 u 8€. Ya entonces era espabilada para esto. Al hacerme mayor me di cuenta de que disfruto con mis ideas, compartiendo y aprendiendo de ellas con otros. 

    Desde las pulseras a Nannify ¿qué cosas han pasado?  

    Nunca fui muy buena estudiante en el colegio, porque me aburría, pero luego estudié psicología y mejoré mucho, saqué un par de matrículas. Después me costó encontrar el primer trabajo, porque siempre buscaban a gente más senior. Por eso hoy me gusta dar bastante oportunidad a los jóvenes.  

    ¿Cuál fue ese primer trabajo? 

    Fue en banca. Y luego un exdirector mundial de INDRA me dio la oportunidad de empezar a reclutar talento de perfiles tecnológicos para consultoras especializadas. Cuando ya llevaba un tiempo, vi que las startups necesitaban ese servicio, pero no tenían suficiente estructura ni presupuesto para externalizarlo. Y monté Ocre para ofrecérselo. Inicié colaboraciones con, por ejemplo, 21 buttons o Wallapop y funcionaba muy bien.   

    ¿Qué ocurrió?  

    Que fui madre, se me ocurrió Nannyfy, y mi instinto y la ilusión me hicieron ponerla en marcha. En principio intenté llevar los dos, pero no fue posible y vendí Ocre para impulsar Nannyfy al cien por cien. 

    ¿También fue bien? 

    Sí, ofrecía cuidados presenciales. A través de la aplicación los padres podían ver los perfiles con unos vídeos de presentación, una valoración, reseñas, precio, etc. Escogían a alguien y a la media hora podía estar en su casa.  

    ¿Alguna vez la usaste como cliente? 

    Sí, y también hice de niñera. Ambas cosas sin decir que era la CEO. Quería comprobar las preocupaciones de las familias, que, por ejemplo, se interesaban por las condiciones laborales de las chicas. Y también el servicio que daban ellas. Mi hija siempre se quedó muy contenta.  

    ¿Antes de esto habías cuidado niños alguna vez? 

    No. Siempre me han entusiasmado los niños y he jugado mucho con ellos. También me encantan los animales y los ancianos. Pero las personas entre 14 y 65 no me divierten nada. 

    Luego llegó el coronavirus. 

    Pues sí, ofrecíamos servicio presencial en un entorno con cada vez más miedo al contagio. La gente estaba en casa, pero seguía necesitándote de otra manera. Por eso, decidimos ofrecer nuestros servicios de manera online, como Nannyfy TV. 

    ¿Qué es lo que más te gusta de desenvolverte en el entorno startup? 

    El aprendizaje diario y la creatividad. Poder aportar ideas y recibirlas. Constantemente. La transversalidad de los equipos, la flexibilidad… 

    ¿Has tenido algún mentor o mentora en tu proceso profesional? 

    No especialmente. Aunque mucha gente que no se atreve a salir de la zona de confort porque quienes les rodean les asustan, más que animarles. Yo he tenido la suerte de que mis padres, han confiado siempre en mí y en mi visión. Igual que mi marido que es mi mentor para el resto de mi vida. Con todo, no solo en el tema laboral.  

    ¿A qué dedicas el tiempo de ocio? 

    Me gustan mucho el cine, el deporte y comer bien. Aunque ahora lo que más consumo son series, bien las que te hacen pensar y reflexionar bastante, o bien todo lo contrario, las de pasar un rato y nada más.  

    De cara al futuro ¿qué te llama? 

    Sé que, si sigo creando cosas –y cada día se me pueden ocurrir diez ideas nuevas–, vayan en la línea de ayudar a otros, no de forrarme. Espero tener siempre algo que me haga despertarme con ilusión, y es lo que voy a intentar inculcarles a mis hijas. Luego, si algún día puedo, me tomaré un año sabático para irme a una isla con mi familia a leer, hacer surf y vivir la vida.  

    Comparte tus comentarios con la comunidad de Next Trend

    Tu opinión inspira a otros usuarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *